Image default
Tech & Style

Ford Escort Mk II hecho de oro, plata y piedras preciosas

Seguro has visto miles de vehículos a escala pero este es uno muy especial, pues su valor es de más de $100,000 dólares y está hecho de plata, oro y gemas preciosas.

Es un coche de rally Ford Escort Mk II a escala 1:25 y lo construyó el joyero Russell Lord.

Russell Lord

incluyó algunos materiales preciosos como diamantes, rubíes y zafiros.

El cuerpo en sí está hecho de plata y en algunas zonas usó oro, como la parte de la parrilla delantera, alerón trasero y ruedas.

Russell Lord

Los faros, las luces delanteras y traseras están hechas de diamantes blancos, para las luces intermitentes usó diamantes color naranja zafiro, para las luces de freno rubíes y para el lago Ford incrustó un zafiro azul. En total usó 600 diamantes negros.

Russell usó vidrio real para las ventanillas, pero el exterior no lo es todo, también prestó atención en el interior.

Russell Lord

Diseñó una jaula antivuelvo completa, un asiento de conductor tipo rally y un asiento de pasajero completamente operativo.

El asiento se puede reclinar y el reposacabezas es ajustable; tanto el freno de mano como la palanca de cambios se mueven.

Adivina cuánto tiempo llevó hacer este pequeño vehículo… ¡25 años!. Russell Lord fue quien inició este proyecto y lo dejó a medias hasta que su hijo lo alentó a que lo terminara.

En total se llevó más de 1,000 horas en hacerlo.

Se estima que el costo de todo el material que usó en este coche a escala haya sido de 78,000 libras, que obviamente se valuará en más cuando salga a la venta

Apenas entró a una subasta en The Market y las ganancias se destinarán a algunas organizaciones benéficas que seleccionaron.

Ford Escort Mk II

Probablemente Russell se anime a crear otro de estos vehículos, incluso está pensando en un Escort MK I.

 

Related posts

Hyundai City Store, el primero en todo el continente americano

Desirée Nuñez

Restauran un Jaguar E-Type en inglaterra

Desirée Nuñez

Así es la pantalla vintage de Jaguar Land Rover

Desirée Nuñez

Deja un comentario