fbpx
Home » Half-Track Fox, la oruga de 60 años se restaura
Noticias Tech & Style

Half-Track Fox, la oruga de 60 años se restaura

Uno de los vehículos más “curiosos” de VWVC regresó cumpliendo 60 añitos. Una pista, es un vehículo clásico con ruedas de oruga… así es, el Half-track Fox está de regreso con una extensa restauración previa.

Pero ¿de dónde viene el Half-track Fox? Hace 60 años, en mayo de 1962, este T1 fue producido en la planta de Hannover para luego enviarlo a un comprador en Austria.

Half-Track Fox

Después de un tiempo, transformaron esta combi en un T1 con cuatro ejes, dos de ellos equipados con un mecanismo de desplazamiento de oruga y dos que dirigían el vehículo con neumáticos dobles.

Se sabe que el dueño era un esquiador y que decidió esta transformación debido a que en Austria había escasez de camionetas con capacidades todoterreno de alto estándar, fáciles de conducir y sobretodo que pudieran subir praderas muy altas.

“Al principio, eché un vistazo a mi alrededor, pero no pude encontrar el vehículo con el que soñaba. Entonces, decidí construirlo yo mismo”, escribió Kretzner en la literatura de ventas para el Half-track Fox.

El inventor más de cuatro años diseñando y construyendo su escalador de montañas, incluso se dice que fueron tres ejemplares, aunque actualmente solo se ha visto uno.

Half-Track Fox: Características

Este peculiar vehículo está pintado de color naranja con el logo y algunos acentos en color rojo para combinar las tonalidades.

Entre las modificaciones que tuvo en aquellos tiempos, fue un eje doble de dirección con neumáticos dobles de 14 pulgadas y otro eje doble en la parte posterior con sistema de desplazamiento de oruga.

Lo anterior porque Kurt Kretzner quería un vehículo de oruga que fuera muy fácil de dirigir, aunque fuera doble en las ruedas delanteras.

Las cadenas fueron montadas sobre neumáticos de 13” y una construcción que él mismo diseñó hecha de elementos de aluminio con bloques de goma de dos centímetros de espesor para no dañar el asfalto.

Debido a lo anterior, el círculo de giro era menor a 10 metros, por lo que casi podía girar dentro de su propia circunferencia.

El T1 obtenía su potencia para esto de su motor plano estándar de 25 kW/34 HP con una capacidad cúbica de 1,192 cm3.

La velocidad máxima era de 35 km/h, una velocidad no tan rápida.

Half-Track Fox

En los últimos tiempos

En 1985, apareció por última vez en Viena, ya que en 1990 lo adquirió el Museo de Porsche en Gmünd.

Ya en el 2005 hicieron un primer intento de restaurarlo, sin embargo, no fue posible por razones logísticas.

A finales del 2018, el Half-track Fox se incorporó a la colección de Vehículos Clásicos de VWVC. Con el objetivo de volver a ponerlo en marcha.

Fue en ese entonces cuando comenzó la restauración. Despojaron la pintura de la carrocería para repararla, la volvieron a pintar del mismo tono, también restauraron todo el sistema mecánico e interior.

En febrero de 2022, el Half-track Fox regresó de nuevo, ahora tras una extensa restauración del T1 de cuatro ejes.

Post Relacionados

BMW i8 se despide de México con una edición especial i8

Desirée Nuñez

Desde Francia, Renault Mégane E-TECH es 100% eléctrico

Desirée Nuñez

Aplican Operativo Visual en Monterrey para los vehículos que contaminen

Desirée Nuñez

Deja un comentario