fbpx
Home » La BMW C 400 X ya llegó a México
Motos

La BMW C 400 X ya llegó a México

Llegó justo a tiempo para ser el regalo ideal en estas fechas. Aunque Navidad ya pasó, aún quedan un par de días para el Día de Reyes y tienes tres oportunidades para que sí o sí la obtengas. BMW trajo a México la BMW C 400 X.

BMW C 400 X

Mientras que la BMW C 400 GT se dejará ver en verano, BMW Motorrad celebra junto a todos los seguidores de la adrenalina el inicio de un nuevo año con la llegada de la motocicleta tamaño mediano a México para quedarse y ser tu favorita.

Motorización

Motor monocilíondrico de cuatro tiempos, una potencia de 34 hp a 7,500 rpm, transmisión continuamente variable y un brazo oscilante de rigidez torsiones que produce una vibración mínima que otorga mayor comodidad.

Está equipada con un sistema de frenos de alto desempeño con ABS de serie que proporcionan un máximo nivel de seguridad.

BMW C 400 X

Orientada a la conducción urbana, puede correr hasta 139 km/h y pesa 405 kilogramos.

Obtiene un conjunto de instrumentos multifuncional con pantalla TFT a todo color de 6.5 pulgadas, disponible opcionalmente, lo que permite al conductor acceder a las funciones de conectividad y del vehículo, de manera rápida y sin distraerse de lo que está sucediendo en al carretera.

BMW C 400 X

Además de lo anterior, posee protección contra el viento y almacenamiento bajo el asiento.

Ya se encuentra disponible en todos los distribuidores nacionales de BMW Motorrad en dos acabados: color Alpine White y el color opcional Zenith Blue metálico.

Desde $196,200 MXN para el color Alpine White sin control de Alarma y $197,300 MXN en color Zenith Blue metálico sin Control de Alarma.

Por otro lado la BMW C 400 X equipada en color Alpine White va desde $201,100 MXN y en color Zenith Blue metálico desde $202,200 MXN.

Post Relacionados

El motocompacto de Honda podría ser una realidad

Desirée Nuñez

Equipos de Honda competirán en las 8 horas de Suzuka

Desirée Nuñez

Bikers en la Playa 2020, el evento de y para motociclistas

Desirée Nuñez

Deja un comentario