Image default
Reseñas

Una semana con: KIA Forte Sedán GT y Hatchbak GT

Como buenos amantes de los vehículos y la velocidad, en las últimas semanas nos tocó manejar a dos hermanos de la familia GT de KIA: KIA Forte Sedán GT y KIA Forte Hatchback GT. Sí, anteriormente ya los habíamos manejado en pista junto con el Stinger GT pero ahora tocó una semana entera para cada uno de ellos en la Ciudad de México con todo y sus horas godinez.

Ambos nos gustan y pasan la prueba con ojos cerrados, pero debemos resaltar que preferimos la versión Hatchback.

Forte Sedán GT

Habrán quienes se inclinen más por las versiones HT debido a la forma de su trasero, y aunque en lo personal no es mi favorita en muchos vehículos, para la nueva generación del Forte tengo que decir que es mi FAV.

Sin estrés en el tráfico

Quienes viven en la CDMX saben que hay cierta hora en la que es imposible manejar por Viaducto, Periférico y Polanco, así que nos dispusimos a tomar al menos una de esas rutas para ver qué tanto estrés nos provocaba dentro del vehículo y también pasó la prueba.

No tuvimos problema con la carga del celular para seguir usando Waze, ni tampoco si se descargaba por la música. El sistema de audio Harman Kardon crea buen ambiente interior.

Debo decir y recalcar que el interior se ve y siente bien. Los materiales son suaves al tacto, puertas, volante y tablero, el adorno de “aluminio cepillado” no es auténtico sin embargo no luce nada mal y además tiene el emblema GT grabado en él.

Las plazas traseras gozan de gran espacio también y el respaldo está un poco inclinado. En cuanto a los materiales de las puertas ya contamos le decimos adiós a la piel y hola a los plásticos.

Forte Sedán GT

¡Ah! Y aire acondicionado para cada pasajero. En la parte delantera es bizona y en la parte trasera cuentan también con ventilas.

Sensación de manejo y desempeño

A pesar de que ambos vehículos tienen el mismo motor y caballos, si eres muy perceptible notarás que la versión Hatchback se siente más ligera, deportiva y divertida.

En realidad no entendíamos el por qué (independientemente de la forma del trasero, puesto que la versión sedán tampoco se siente pesada o coleada), así que decidimos hablar con Josimar Hernández, analista de producto para KIA Motors México.

Nos explicó que todo está en el reparto de pesos y el comportamiento dinámico del vehículo. El Forte Sedán GT está diseñado para más de uso diario mientras que el Hatchback, que está enfocado a un público “más divertido”.

La potencia de motor es la misma, sin embargo la entrega es diferente gracias a la distribución de peso de la computadora.

El sedán cambia en reparto de pesos debido a su menor peso y las curvas las toma de diferente manera. El Hatchaback la entrega más abajo que el sedán.

En pocas palabras, la diferencia está en cómo van entregando la potencia, aunque sea la misma, es por eso que el Forte Hatchback GT se siente más suave y deportivo.

Motorización

La versión GT Line posee un motor 2.0 l Atkinson que desarrolla 147 caballos de fuerza y 132 lb/ft de torque, a diferencia del motor 1.6L turbocargado capaz de desarrollar 201 caballos y 195 lb-ft de torque para el GT.

En cuanto a seguridad, podemos decir que tienen 6 bolsas de aire y todos los sistemas de frenado y seguridad también tuvieron palomita cuando los probamos en la pista.

Pero ¿por qué si tienen los mismos números y características el Forte sedán GT cuesta más que el Hatchback?

Únicamente por el posicionamiento del mercado, el sedán está compitiendo dentro del segmento contra el Jetta, por ejemplo.

Competencia real

Al Hatchback lo comparan con el GTI o hasta el Cupra, pero sólo es percepción. Llega a ser tan divertido que puedes compararlo con esos vehículos pero por el motor no se acerca, digamos que su competencia real es con el Golf confort line con motor turbo o Mazda 3 2.5.

Por otro lado el sedán con Nismo por motor y equipamiento, Jetta R Line sin pasar a GLI.

Los dos tienen el mismo tren motriz, transmisión, son de suspensión trasera independiente. La diferencia es meramente sensación, sin contar el diseño del trasero, de ahí todo lo demás viene siendo prácticamente igual.

Forte Sedán GT

Hay de donde escoger

De los 8 colores en los que está disponible, tuvimos el Forte Sedán GT en Runway red y el Hatchbak GT en color Orange Delight (exclusivo par al versión GT).

Ambos roban miradas, pero si tuviera que elegir uno de los ocho, escogería el Snow White Pearl o el Aurora Black Pearl, para que los acentos rojos de la parrilla resalten aún más.

Familia GT completa

El Forte Sedán y Hatchback forman part4e de la familia GT de KIA, complementando el trío perfecto con el favorito Stinger GT.

La familia GT por el momento sólo contará con estas tres versiones. Recibiremos noticias muy pronto.

Related posts

Honda Accord 2018 en prueba de manejo

Desirée Nuñez

Kia Forte Sedán GT se une a la familia GT

Desirée Nuñez

Una semana con: RAV4 Hybrid

Desirée Nuñez

Deja un comentario